ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Sociedad Real de Apotecarios

Post has published by Nalo

Miembros: 3500.

Alineación: Legal Malvado.

Afiliación: Renegados.

Regiones de influencia: con base en el Apothecarium en Entrañas, la Sociedad Real de Apotecarios está activa en Los Claros de Tirisfal y El Bosque de Argenteos. Dondequiera que haya Renegados, hay miembros de la Sociedad.

Actividades: Ingenieros, pícaros y magos no muertos continúan sus estudios de ciencia para erradicar a los humanos y La Plaga del área de Tirisfal.

Cuando Lady Sylvanas se liberó del control de Arthas y la Plaga, los renegados delimitaron un área de Lordaeron para los suyos e intentaron existir en las ruinas de la ciudad de Lordaeron. Los Renegados arden con el deseo de erradicar la Plaga, viéndolo como la razón detrás de su muerte y miseria. Los recientes ataques de humanos los han obligado a darse cuenta de que realmente no tienen amigos en este duro mundo de posguerra.

La Cruzada Escarlata y la Plaga son sus mayores enemigos, y ambos se niegan a permitir que los abandonados existan. Cuando la Plaga comenzó a intentar controlar a los súbditos de Lady Sylvanas después de haberlos liberado, ella sabía que se necesitaban medidas drásticas para proteger su forma de vida. La Plaga tenía un suministro ilimitado de guerreros: cualquier mortal que mataran podía ser levantado como no-muerto para ser controlado. Los Renegados no tienen ese nivel de poder nigromántico a su disposición, y la Dama se dio cuenta de que necesitaba otra forma de lidiar con las amenazas. Luego descubrió que los mortales, en particular los fanáticos de la Cruzada Escarlata, no creían que los renegados no fueran como la Plaga, y destruían a los no-muertos que encontraban independientemente de su afiliación. Cuando sus exploradores no regresaron de sus misiones en territorio humano, Lady Sylvanas asumió correctamente lo peor y comenzó a hacer planes de defensa contra los humanos también.

La reina Banshee inicialmente eligió tres mentes brillantes para dirigir su nueva Sociedad de Boticarios. Faranell, un mago humano que se destacó en la creación de pociones mágicas, y Oni’jus, un infiltrado semielfo que era un maestro de la mezcla de veneno mundano (y cuya idea era agregar “Real» delante del nombre de su grupo incipiente), y un calderero enano, Brightflame Masjenal. Con Faranell liderando a los tres, se establecieron para construir una sociedad dedicada a investigar formas de proteger a los renegados de los ataques de los mortales y de la Plaga utilizando toxinas y venenos.

Lady Sylvanas ha ordenado a su maestro boticario que construya una plaga que coincida con la que Ner’zhul trajo a Azeroth, matando a los vivos y levantandolos como No muertos Renegados. Esta impresionante hazaña aún no se ha logrado, en gran parte debido a la falta de nigromantes en la Sociedad Real de Apotecarios. Sin embargo, Faranell tiene las mejores mentes a su cargo trabajando en el problema y progresan lentamente. Su plaga todavía mata a los mortales sin darles la no muerte, pero Faranell promete resultados en el futuro.

La Sociedad Real de Apotecarios ha crecido a 3.500 miembros ahora. Sus mentes principales están produciendo toxinas más mortíferas y destructivas mientras Lady Sylvanas trabaja para liberar a más seres del control de la Plaga. Los Renegados y la Sociedad están solos en el mundo, la verdad es que no les agradan ni a los mortales ni sus compañeros no muertos, pero lucharán para mantenerse libres de ambos.

La Sociedad Real de Apotecarios se divide en tres grupos: Investigación y Desarrollo; Pruebas; e implantación.

El equipo de I + D está compuesto por magos y pícaros con talento para mezclar venenos. Producen una variedad de toxinas, desde gas nervioso común, veneno retardado y aerosoles que disuelven la carne, hasta pociones más mágicas como la poción de fuego (que quema al bebedor desde el interior), e incluso una que enloquece al bebedor. También se encargan de vagar por el campo en busca de ingredientes para sus brebajes. Este grupo reside únicamente en Entrañas y depende directamente del maestro boticario Faranell.

Las pruebas están compuestas por los no-muertos más atrevidos, muchos de los cuales fueron luchadores y guardabosques en sus vidas. Su trabajo consiste en explorar el área de Los Claros de Tirisfal y El Bosque de Argenteos en busca de cosas sobre los que probar los resultados de I + D. Mortales o Azote, no importa mientras no sean Renegados. Deben tomar a estos seres vivos, y preferiblemente tan ilesos como sea posible, y devolverlos a Entrañas. Aquí, el departamento de Pruebas aplica las diversas pociones que el departamento de I + D ha elaborado, para ver si tienen los efectos deseados. Los efectos deseados suelen ser horribles; lo mejor que pueden esperar los mortales es que una poción simplemente los mate en lugar de tener el efecto deseado. La muerte rápida rara vez es el objetivo de estos brebajes. La Plaga lo tienen un poco más fácil, ya que las pociones normalmente pueden tener poco o ningún efecto, ya que no hay vida que quitar. Sin embargo, si sobreviven a una ronda de pruebas, estarán presentes en la siguiente ronda. Es muy poco probable que estos sujetos de prueba reacios regresen vivos o no muertos. El maestro boticario Oni-jus dirige esta área además de ayudar al departamento de I + D.

El tercer grupo, Implantación, se dedica a llevar las toxinas terminadas a su objetivo, que es principalmente el trabajo de caldereros, pícaros y otros tipos astutos. Algunos idean mecanismos para distribuir toxinas o diseñan y forjan armas para el trabajo; otros tienen el trabajo más peligroso de administrar las toxinas personalmente, empuñar las armas o colarse en las viviendas de los objetivos. Este grupo depende del maestro boticario Brightflame Masjenal.

La base de la Sociedad Real de Boticarios se encuentra en el Salón del Trono de Lady Sylvanas en Entrañas, donde los tres líderes pueden reunirse con su reina y discutir planes de ataque e informar sobre los movimientos de la Cruzada Escarlata y la Plaga. Los laboratorios y salas de pruebas de la Sociedad también se encuentran en Entrañas.

La Sociedad Real de Boticarios se creó originalmente a partir de aquellos renegados con habilidades para preparar veneno: magos y pícaros. En un principio (y aun hoy) Los Renegados no tienen muchos ni demasiada gente dispuesta a ser nigromantes (curioso), todos están estrechamente custodiados por la Plaga, por esta razón, para compensar, Sylvanas liberó a tantos magos y pícaros como pudo, aunque eran pocos y distantes entre sí.

Más tarde, la Sociedad se hizo lo suficientemente grande como para encontrar lugares para cualquiera que se sintiera calificado para unirse, ya que se necesitaban no-muertos más musculosos para atrapar sujetos de prueba y se necesitaba más intelectuales para desarrollar las toxinas y los mecanismos de administración. Como Sylvanas debe liberar a todos los muertos vivientes que pueda (ser exigente no es una opción), la Sociedad no es particularmente exigente en cuanto a quién se une. La voluntad de trabajar duro, un talento que se puede utilizar y un odio profundamente arraigado por la Plaga es todo lo que se necesita.

Lady Sylvanas no prefiere una raza sobre otra, a pesar de sus raíces de altos elfos. Los abandonados, y por lo tanto la Sociedad, son en su mayoría humanos porque los no muertos que existían alrededor de la ciudad de Lordaeron eran humanos. A medida que su sociedad crece, enanos, altos elfos, semielfos e incluso algunos orcos y trolls se han unido a la Sociedad.

Un no-muerto que desee unirse a la Sociedad Real de Apotecarios solo tiene que informar a un miembro existente, generalmente identificado por un brazalete con un frasco y una corona bordados, de su interés. El miembro de la Sociedad informará a su líder, uno de los Maestros Boticarios, quien concertará una entrevista con el interesado. Si Sylvanas logra liberar a un mago o hechicero del control del Rey Exánime, ella lo invitará a la Sociedad.

Maestro Boticario Faranell (hombre humano Renegado): el primer miembro de la sociedad, este humano era un mago capturado por la Plaga en Dalaran. Amigo personal de Jaina Valiente, vio cómo ella no protegía a su gente de su antiguo amante. Odia a los humanos ya la Alianza casi tanto como odia a la Plaga por quitarle la vida. El Rey Exánime le puso poco interés ya que nunca mostró muchas promesas con la nigromancia, lo que dejó su voluntad lo suficientemente libre como para ser rescatado por Sylvanas. A pesar de su incapacidad para crear magia de muerte, es un activo valioso ya que su habilidad para elaborar pociones no tiene paralelo. Dirige la rama de Investigación y Desarrollo de la Sociedad e insta a los magos y hechiceros bajo su mando a desarrollar su magia de muerte para que los abandonados tengan el poder de enfrentarse a la Plaga algún día. Adora a su Señora y cada día su corazón le duele más y más por ella, pero el amor no es para los no-muertos, solo el dolor y la pérdida. Se parece a la mayoría de los no-muertos de la Sociedad, ya que su cuerpo está cubierto de llagas y carne podrida. Está encorvado permanentemente por unas vértebras aplastadas que sufrió en la caída de Dalaran. No mira a nadie a los ojos excepto a su reina, a la que mira con adoración.

Boticario Oni’jus (semielfa Renegada Picara): En vida, Oni’jus fue una de las infiltradas del Príncipe Arthas antes de la guerra, con una asombrosa habilidad para descubrir a los enemigos del príncipe (incluso aquellos que él desconocía). Considera que es su mayor defecto, y el que pagó el precio más alto, que no pudo ver el deterioro del príncipe frente a ella.

Ella huyó de su lado cuando percibió que el príncipe abrazo la Agonía de Escarcha en Rasganorte, pero cayó a la plaga en su camino para advertir a Lordaeron. La fuerte voluntad que desarrolló como infiltrada le permitió mantenerse mayormente libre del control de la Plaga cuando Arthas perdia sus poderes, y siguió de buena gana a Sylvanas cuando la llamó. Las habilidades de veneno y asesinato de Oni’jus son invaluables para Sylvanas, y la reina nombró a la semielfa para que dirigiera el departamento de Pruebas de la Sociedad, enviando equipos de guerreros y pícaros para capturar mortales y La Plaga por igual para probar las viles toxinas que ella y Faranell ceaban.

Ella se dedica totalmente a la destrucción de Arthas y la Plaga. En vano de su bella apariencia en vida, envuelve su cuerpo en descomposición en franjas de tela negra, lo que la ayuda a ocultarse en la oscuridad. Nadie sabe qué aspecto tiene bajo sus patios de protección; sólo se ven sus ojos brillantes.

Boticario Brightflame Masjenal (mujer enana de Forjaz Renegada Ingeniera): Brightflame era el orgullo y la alegría de su familia, abrazando su negocio de retoques y demostrando un don para desarrollar armas extrañas. Tuvo la mala suerte de estar estudiando con un armero en Lordaeron cuando la Plaga la arrasó y la alcanzó tras la estela de los no muertos. Luchó sin pensar por la Plaga, sin utilizar ninguno de sus talentos para el Rey Exánime hasta que Sylvanas la liberó, y fue fundamental en la creación de herramientas para ayudar a reconstruir Entrañas. Cuando se enteró de la Sociedad, alertó a la Dama sobre sus habilidades como armero y fue rápidamente aceptada y promovida dentro de la Sociedad. Ella dirige la rama de implantación de la Sociedad, encontrando la mejor manera de liberar las toxinas, ya sea en armas o arañas mecánicas. Brightflame es más feliz en su taller rodeada de caldereros de ideas afines, pero una mención a Khaz Modan o su familia y ella se pondrá furiosa, aullará y arrojará cualquier cosa a su alrededor. Es pequeña para ser enana, su cuerpo se retuerce en la no-muerte, pero afortunadamente deja sus dedos largos y flexibles para trabajar en su oficio.

Atrás

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.