ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Los Titanes

Post has published by Nalo

Conocidos como Los Creadores por gnomos y enanos, Los Viajeros por los trolls e incluso Los Magnos por varios tipos de gigantes y los propios tuskarr. Son una raza legendaria descrita como extraordinariamente poderosa, se los considera Deidades por muchos, demiurgos por otros y vigilantes por algunos. Según los antiguos escritos, son seres de aspecto humanoide, gigantesco y de biología mineral, con diamantes por ojos, órganos de roca y piel de metal.

Los enanos mantienen la creencia que los Titanes llegaron a Azeroth para darle orden, encerrando bajo tierra a los Dioses Antiguos y encerrando en el Plano Elemental a los Señores Elementales.

Dicen las leyendas que tras encerrar a las hasta el momento deidades del mundo, comenzaron a crear las primeras razas del planeta utilizando rocas como sus herramientas. Es por esto que el Gremio de Exploradores, una organización de arqueólogos enanos, busca respuestas a sus orígenes en las entrañas de las montañas.

En la actualidad, existen pocos que aún se mantengan fieles religiosamente a las creencias relacionadas con los titanes, mientras que la mayoría los ven como mera leyenda, un cuento popular que se fue de las manos de su creador. Científicamente existe documentación de posibles pruebas de la existencia de los Titanes y de sus huellas en Azeroth, pero las pruebas no son lo suficientemente contundentes como para ejercer una afirmación contundente.

En el continente del norte existen las llamadas Ruinas de Ulduar, donde nadie que haya ido jamás ha regresado. También existen otras ruinas consideradas titánicas a lo largo del mundo, pero la situación es muy similar a la de Ulduar e incluso en las menos peligrosas se sabe que los enanos guardan con mucho recelo cualquier secreto que allí exista. De todos modos, no hay confirmación de que sean realmente ruinas de los Titanes, o simplemente los restos de una civilización muy antigua que ya pereció.[1]

El Que Yace Eternamente, El Que Todo Lo Ve, El Gran Ojo Ciego, El Padre de Los Insectos, El Olvidado. Su aspecto es similar al de una planta llena de tentáculos o raíces con una boca enorme y un único ojo que se encuentra a veces en su cuerpo y a veces flotando fuera de él. Es el creador de los Qiraji y otras muchas especies insectoides inteligentes, posiblemente usando de base a los insectos. Es el creador y maestro de Therazane.

Tiene una poderosa influencia sobre el libido de los mortales, aunque no meramente como una atracción lujuriosa sino como una necesidad de reproducción. Pueblos que han estado bajo la influencia de este dios se han multiplicado peligrosamente, poniendo en peligro a la existencia de muchas otras. Representa el miedo a la irrelevancia, al olvido después de la muerte y el pánico ante la imposibilidad de perpetuarse. Prefiere actuar sobre tribus, sobre todo en sitios lejanos y desolados, lejos de cualquier regulación que puedan imponer los pueblos civilizados.

 Eonar es la dadora de la vida, la protectora de la existencia y la diosa de la naturaleza. Se le conoce por ser la guardiana de la realidad y la impositora del equilibrio; druidas y chamanes le rinden culto de forma indirecta con sus prácticas, pues ella es la máxima expresión del ideal de la naturaleza y la virtud. Es la única de todo el panteón que creó a dos vueltos, siendo estos el Vuelo Rojo y el Vuelo Esmeralda.

Hijo de Eonar y Aman’thul, porta un enorme cuerno que, al ser soplado, puede crear con su música tanto como el resto de los titánes crean con sus palabras; pero empleado como garrote o sonado como alarma de guerra puede hacer quebrar hasta el metal mas duro. Aún así, es un titán pacifico y prefiere crear a destruir, siendo reconocido por haber desarrollado a todas las criaturas marinas de la existencia. Es venerado como una poderosa deidad de las mareas, el rayo y la tormenta principalmente por los gigantes de mar, sus hijos predilectos.

El herrero de los titanes, es quien se encargó no sólo de forjar mundos enteros, sino también a las criaturas de biología mineral que habitan en estos, tales como los Earthen y los primeros Vrykul. Considera a los enanos y a sus montañas como sus obras maestras, forjando a estas con la ayuda de los primeros. Aparentemente y a diferencia del resto de los semejantes, este titán tuvo contacto y participación directa con las obras de muchas de sus creaciones.

Está compuesto completamente por bronce y observa al suelo con humildad. Es quien porta la espada rota de Sargeras, su antiguo mentor y jefe. Se sabe que es un titán serio, rígido y de postura marcial constante; posee una sangre fría, una mente calculadora y se lo considera absolutamente emocional, pudiendo sólamente sentir odio. Este odio posiblemente sólo sea saciado cuando haya destruído a la Legión Ardiente por completo y decapitado a su máximo líder. Porta el cargo de Sumo Exterminador y es el mentor de Tyr.

Técnicamente, el bibliotecario de los titanes. Su función no es otra que la de recolectar información, sobre todo la relacionada con magia y conjuros. Su máxima encomienda es la de transcribir y catalogar cada hechizo en existencia. Es también el creador de los Discos de Norgannon, unas pequeñas -en proporción a él- unidades de memoria que albergan el contenido de cientos de bibliotecas, como también reproducciones audiovisuales holográficas e incluso maquetas. Se cree que los ancestros de los gnomos eran unidades de reproducción para estos discos.

El titán negro, el traidor. Antes funcionaba como Sumo Exterminador, pero su lucha contra los rezim le corrompió y enloqueció, llevándose a si mismo a esclavizarlos en lugar de aniquilarles y posteriormente a aliarse con los eredar. Tras corromperlos y formar con ellos la Legión Ardiente, se ha dispuesto a viajar por diferentes mundos para conquistarlos, terraformar su estructura y convertir a su causa a las especies que allí habitan mutándoles con fel.