ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Kirin´Tor

Post has published by Nalo

Miembros: 120.

Alineación: Legalmente neutral.

Afiliación: Independiente, aunque el Kirin Tor (y muchos de sus miembros, tanto pasados ​​como presentes) tienen fuertes vínculos con la Alianza.

Regiones de influencia: el Kirin Tor reside en la ciudad-estado de Dalaran en Lordaeron.

Actividades: El Kirin Tor es una secta de magos que intentan estudiar y registrar toda la magia de la humanidad. También están decididos a reconstruir la ciudad caída de Dalaran, aunque no estoy seguro de por qué se molestan.

Hace mucho tiempo, la mayoría de los magos vivían en Strom. Sin embargo, las cosas eran difíciles allí, por lo que algunos de ellos huyeron al norte, donde crearon la ciudad de Dalaran con la ayuda de los elfos nobles. Con el tiempo los siguieron más y más, y la ciudad se convirtió en un refugio para los magos y un centro de estudio arcano. Usaron sus artes para hacer que Dalaran fuera magnífico y para protegerlo y a sus residentes más mundanos, quienes a cambio les proporcionaron elementos básicos como alimentos y comercio.

Desafortunadamente, sin nadie que los controlara, los magos lanzaron hechizos cuando quisieron, y la magia constante desgarró la realidad. Estas lágrimas actuaron como faros para la Legión Ardiente, atrayéndola de regreso a Azeroth. Los demonios se deslizaron por las brechas, aterrorizando a los lugareños hasta que los gobernantes Magocraticos se vieron obligados a recurrir a los elfos en busca de ayuda. Los magos elfos se dieron cuenta rápidamente de lo que había sucedido y advirtieron que la humanidad tendría que renunciar a la magia para evitar la amenaza por completo. A los Magocraticos no les gustó eso, y en su lugar propusieron seleccionar un campeón mortal para protegerlos de la Legión. Este Guardián tendría acceso a todo su poder y formaría una defensa secreta para el mundo. Los elfos estuvieron de acuerdo y, a través de la recién formada Orden de Tirisfal, proporcionaron orientación en la selección. Al mismo tiempo, los Magocraticos pusieron parte de su grupo para investigar y catalogar toda la magia humana. Estos magos se convirtieron en el Kirin Tor.

Incluso el Kirin Tor, sin embargo, se vio impotente para detener al príncipe Arthas y sus fuerzas cuando dirigió la Plaga a través de Lordaeron. Arthas adquirió el libro de hechizos de Medivh y Kel’Thuzad lo usó para convocar a Archimonde, quien destruyó Dalaran. La ciudad quedó en ruinas. Algunos sintieron que la devastación era bien merecida, ya que el propio Kel’Thuzad había sido uno de los magos del Kirin Tor (antes de irse para formar Scholomance). Dado que Kel’Thuzad fue responsable de crear la Plaga de los no-muertos y liberar la Plaga en el mundo, muchos sintieron que el Kirin Tor debería compartir la culpa y las consecuencias.

Sin embargo, el Kirin Tor se negó a abandonar su hogar. Regresaron a las ruinas meses después, destruyendo las pocas criaturas no muertas que quedaban y reclamaron su ciudad. Erigieron una cúpula brillante alrededor de toda la ciudad, lo suficientemente poderosa como para destruir a cualquiera que la toque. Dentro de esa barrera protectora, el Kirin Tor… hace algo, me imagino. Pero como nadie puede entrar, no tengo idea de qué es eso. Y eso me preocupa.

Bueno, no estoy seguro de qué está haciendo el Kirin Tor en estos días, debido a la cúpula brillante antes mencionada. Sin embargo, puedo relatar su organización pasada.

El Kirin Tor tiene un consejo de gobierno de seis archimagos. El consejo se reúne para discutir asuntos importantes y votar sobre asuntos – ningún miembro tiene el poder y la mayoría de votos decide cada asunto. En caso de empate, los miembros se vuelven a reunir un día después, intervalo durante el cual cada miembro considera su voto y toda la información relevante.

Debajo del consejo gobernante están los archimagos, a cada uno de los cuales se le asignan las tareas que el consejo considere oportuno. Los archimagos no tienen posiciones o responsabilidades específicas, más allá de la lealtad general al Kirin Tor y al mundo, y la obligación permanente de estudiar nueva magia humana cada vez que aparece. En realidad, sin embargo, a algunos archimagos se les han encomendado las mismas tareas con tanta frecuencia que esencialmente han asumido la responsabilidad de esos trabajos. Por lo tanto, un archimago podría estar a cargo de catalogar todas las varitas, mientras que otro se encarga de investigar y catalogar todas las ilusiones. Sé que, en estos días, varios trabajan para monitorear y mantener la cúpula protectora de la ciudad.

Los magos son los miembros más bajos del Kirin Tor y responden ante los archimagos. Cualquier archimago de la secta puede dar órdenes a un mago, siempre que las instrucciones se ajusten a los objetivos de la organización. Sin embargo, al igual que con los archimagos, la mayoría de los magos se establecen en posiciones y tareas específicas y trabajan exclusivamente para un archimago. El consejo gobernante puede cambiar esto en cualquier momento, pero rara vez lo hace, a menos que sientan que un mago se ha convertido en un problema en su puesto actual, o si lo necesitan para una tarea diferente. La mayoría de los magos tienen la libertad de realizar sus tareas y estudios de la manera que elijan. A pesar de que son los miembros más bajos de la jerarquía, muchos magos poseen un gran poder.

Antes de la destrucción de Dalaran, el Kirin Tor era el poder gobernante de la ciudad. Dalaran no era una ciudad grande, pero era un hermoso lugar de torres elevadas y calles relucientes, y la gente allí estaba feliz y bien protegida. La sede del Kirin Tor era la Ciudadela Violeta, un edificio impresionante llamado así por sus muros de piedra que emitían una tenue luz violeta. El edificio tenía muchas bibliotecas, cámaras de investigación, salas de pruebas, aulas, nichos de reuniones y dormitorios. El consejo gobernante, seis miembros en total, se reunió en la Cámara del Aire, una habitación sin paredes visibles: el piso de piedra gris con su símbolo de diamante central se encontraba debajo de un cielo abierto que se movía y cambiaba rápidamente, como si el tiempo pasara rápido. dentro de la cámara.

Antes de que llegara la Plaga, cualquier mago humano era bienvenido en Dalaran. Encontraron compañeros y un lugar para quedarse y trabajar en paz. A los magos con buen ojo para los detalles y un fuerte enfoque en la investigación se les ofreció ser miembro del Kirin Tor. Este proceso podría llevar desde unos meses hasta varios años: el consejo gobernante no invitó a los magos hasta que estuvo seguro de sus habilidades y lealtades. Se volvieron aún más cautelosos sobre la admisión después de que Kel’Thuzad desertó y se llevó a muchos otros magos con él.

Antonidas (mago humano masculino/archimago): uno de los magos más poderosos de la era reciente, Antonidas llegó a Dalaran como un simple joven y se convirtió en aprendiz de un miembro del Kirin Tor. Rápidamente demostró tanto su talento mágico como su lealtad, y fue invitado a unirse al Kirin Tor como un mago humilde. Después de varios años, Antonidas alcanzó el poder de un archimago. Su trabajo dentro de la secta le valió un gran respeto y se le encargó el estudio de hechizos protectores. Varios años más tarde fue seleccionado para unirse al consejo gobernante y rápidamente se convirtió en uno de sus miembros dominantes. Para muchos Antonidas era el verdadero gobernante del Kirin Tor, y su rostro sabio y paternal se convirtió en el rostro público de la secta. Desafortunadamente, Antonidas se volvió cauteloso a medida que envejecía; cuando el Profeta le advirtió sobre la próxima invasión, Antonidas no prestó atención al consejo del extraño de investigar personalmente. En cambio, envió a su mejor alumna, Jaina Valiente, quien acompañó al príncipe Arthas en la primera etapa de su viaje hacia Rasganorte. Después de que apareció la Plaga, Antonidas hizo todo lo posible para proteger Dalaran, creando un campo protector alrededor de toda la ciudad. Sin embargo, no fue suficiente, y el príncipe Arthas condujo a sus no muertos a Dalaran y luego a la propia Ciudadela Violeta. Arthas mató a Antonidas, cuyo espíritu permaneció incluso después de la destrucción de la ciudad, hasta que el príncipe Kael´tas, el elfo de sangre, finalmente lo liberó.

Baratea (maga humana/Archimaga): era una mera maga y miembro invitado recientemente del kirin Tor cuando apareció el puño de la Plaga. Ella luchó con los otros miembros para defender la ciudad del Príncipe Arthas y sus legiones, y huyó con los demás cuando apareció Archimonde. Después de la caída de Dalaran, el Kirin Tor se dispersó, pero Baratea y muchos otros regresaron a las ruinas de su hogar. Allí, los otros magos peinaron la ciudad en busca de supervivientes, muertos vivientes rezagados y cualquier cosa que pudieran utilizar. A pesar de su juventud, Baratea es una poderosa archimaga.

Atrás

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.