ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Forjaz

Post has published by Nalo

Población: 20,000 (87% Enanos de Forjaz, 10% gnomo, 2% humano, 1% enano Martillo Salvaje).
Gobierno: Monarquía hereditaria.
Gobernante: Rey Magni BarbaBronce (enano de Forjaz Gladiador).
Idiomas: Enanico, bajo común, gnomico, común.
Fe: luz sagrada.
Recursos: Armadura, oro, hierro, metalistería, flogisto, plata, tecnología, madera, armas.
Afiliación: Alianza.

En el centro de Khaz Modan, al norte de Dun Morogh, en las Montañas, se encuentra la capital enana: Forjaz. Muy por encima de Loch Modan, permanece libre de la mancha de la Legión Ardiente y la devastación de la Plaga.

Aunque vastas áreas de Khaz Modan cayeron ante la Horda en la Segunda Guerra, Forjaz siempre se ha mantenido inexpugnable. La poderosa ciudad ha servido como hogar de los enanos de Forjaz durante más de mil años, y ahora también da asilo a los gnomos.

El rey Magni Barbabronce, mi hermano, gobierna hábilmente, aunque debe decidir entre soportar grupos con intereses especiales que lo obligarían a cerrar Forjaz por completo, o ir más lejos para ayudar a sus amigos en la Alianza. Debo decir que se ha vuelto introvertido y melancólico desde la muerte de nuestro hermano Muradin.

Hasta donde sé, él cree que los enanos deberían cerrar las puertas de Forjaz y cortar los lazos con el mundo exterior para siempre.

Ver “Dun Morogh».

Forjaz es una enorme ciudad subterránea, ahuecada en las Montañas de Forjaz. La capital es una maravilla de la ingeniería enana y la cantería, ningún enemigo ha penetrado nunca sus defensas; a demás cualquiera que lo hiciera, se perdería irremediablemente dentro de las cavernas, mientras es asediado por todos lados por combatientes enanos que saldrían de entre los túneles.

Forjaz es un asentamiento masivo. Varios lugares dentro son de especial importancia.

Gremio de exploradores: este es mi favorito, lo más parecido que tengo a una casa, un complejo recién excavado en los tramos superiores de la ciudad. Contiene las oficinas, bibliotecas y museos del Gremio de Exploradores. Esta área rebosa de artefactos, libros, pergaminos y trofeos reunidos de todo el mundo (muchos recogidos por el famoso y guapo Brann Bronzebeard).

El alto Explorador Magellas dirige el gremio, enviando a sus agentes de prospección a recorrer el mundo en busca de ruinas de titanes. Los buscadores regresan cuando pueden, llevando sus últimos hallazgos. Dejé muchos de mis hallazgos cuando visité el gremio, la mayoría de las tierras aledañas a Ventormenta, y algunos del sur de Khaz Modan.

La Gran Forja: en el fondo de Forjaz hay un pozo fundido llamado La Gran Forja. Los yunques en los pedestales rodean el pozo, cada uno tripulado por un maestro de forja de hierro forjando diligentemente armas o armaduras; La Gran Fragua es una maravilla del mundo conocido, y muchos herreros jóvenes hacen peregrinaciones para ver este espectacular edificio por sí mismos.

El Salón de Thanes: un complejo de cavernas masivas y naturales, el Salón de Thanes se encuentra en las profundidades más bajas de Forjaz. El área es una verdadera maravilla de la formación de piedra orgánica: ningún enano ha tocado esta área con un pico o un cincel.

Los reyes de Forjaz están enterrados en el Salón de Thanes, y el viejo trono también está aquí. Dentro de esta área cavernosa se encuentra además la antigua Forja de Hierro desgastada, quizás el mayor artefacto de titán jamás descubierto; Los enanos no usan este yunque sagrado, sino que lo mantienen cerca de sus muertos, como una forma de honrarlos.

Me imagino que a medida que descubramos más verdades sobre nuestra ascendencia, encontraremos mayores usos para la Forja de Hierro. Los titanes nos la deben haber dado por alguna razón.

Forjaz ha sido la ciudad más poderosa de los enanos durante más de mil años. Ningún enemigo ha pasado por alto sus defensas, e incluso hoy, en los continentes orientales desolados y desanimados, Forjaz se erige como un bastión de civilización y esperanza.

Recientemente, los troggs Comepiedras expulsaron a los gnomos de Forjaz de su antigua ciudad de Gnomeregan. Los gnomos sobrevivientes huyeron a Forjaz, donde ahora residen.

Atrás