ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Druidismo

Post has published by Nalo

Los druidas son los guardianes del mundo, que recorren el camino de la naturaleza a raíz de la sabiduría de los Ancestros y de Cenarius, curando y cuidando el mundo. Para un druida, la naturaleza es un delicado equilibrio de las acciones, en el que incluso, el más pequeño desequilibrio puede crear un agitación en la paz.

Los muchos dones que ofrece la naturaleza deben en ocasiones ser devueltos. Los druidas buscan el orden en el mundo atendiendo directamente a sus diferentes formas de vida. Afines a la flora y a la fauna, celebran el nacimiento y el crecimiento; Donde hay descomposición, ellos aportan rejuvenecimiento, donde hay decaimiento, ellos invocan recrecimiento.

La vida no solo necesita protección, también hay que alimentarla. Para favorecer esta armonía, los druidas establecen un vínculo con las cosas que crecen, obtienen inspiración del florecer de las plantas, de los brotes de las semillas, las esporas de las setas y el crecimiento de los árboles.

Ven sus bosques como refugios para los espíritus vivos y, como tales, están obligados a defenderlos. Se ha convertido en la máxima prioridad para ellos el sanar la corrupción de sus preciosos bosques, causada por la invasión demoníaca y no muerta de la Tercera Guerra.

Como los espíritus les han servido durante miles de años, los druidas buscan devolverle a los espíritus curando los bosques muy vivos; Al igual que la naturaleza, los druidas perseveran gracias a su paciencia y su persistencia, las bases sobre las que se sustenta toda forma de vida. Utilizan este poder para sanar heridas y ofrecer curas permanentes que permiten a sus aliados seguir adelante.

Apariencia

Energía espiritual, también llamada Espíritu de vida, Espíritu de la naturaleza,  Chi, o quinto elemento. Es la energía interna dentro de todos los seres vivos. Es la chispa en sus corazones que conecta a los mortales incluso con los elementos.

Aunque los hechizos de la naturaleza no son una categoría específicamente definida, un hechizo o efecto cae en este subgrupo si claramente mejora, mejora o invoca criaturas u objetos que existen en terreno natural sobre el suelo.

En la tradición, la naturaleza a menudo se divide en los dominios elementales de la tierra, el fuego, el agua y el aire. Aunque las versiones de estos dominios también son compartidas por los lanzadores arcanos y los chamanes también.

Efectos

Los druidas controlan los enormes poderes de la naturaleza para mantener el equilibrio y proteger la vida. Con experiencia, los druidas pueden desatar la energía bruta de la naturaleza contra sus enemigos, lanzando una furia celestial sobre ellos desde muy lejos, atrapándolos con vides encantadas o frenándolos con ciclones implacables. O también pueden dirigir este poder para sanar heridas y restaurar la vida de los aliados caídos.

En la cúspide de la búsqueda del cambio de forma, un Ancestro puede hacer que un animal espiritual llegue al buscador. El animal representa el espíritu del Ancestro; los druidas de la zarpa pueden ver un oso, mientras que los herbolarios tímidos pueden ver un conejo. El buscador siente un vínculo instantáneo con el animal. En casos raros, el animal espiritual puede llevar al buscador lejos del área sagrada a un lugar de gran poder. Esto a veces les sucede a los buscadores que luego se convierten en Archidruidas.

En el lugar de poder, el buscador se somete a una prueba adicional, como una prueba de combate contra un animal salvaje o una prueba de habilidad donde debe curar a una criatura herida o recuperar un objeto de un lugar natural peligroso. Al completar su búsqueda de visión, un buscador generalmente toma algún objeto pequeño del área sagrada, como una roca o un poco de piel de animal, y lo guarda como un recordatorio de su búsqueda. Un buscador que no complete su prueba puede intentarlo nuevamente cuando ella y el Ancestro se sientan listos.

Nombrados en honor del semidiós Cenarius, el Círculo Cenarion asegura la protección de la naturaleza y de sus criaturas, y a restaurar el daño que le provocan las fuerzas malévolas. La mayoría de sus miembros son elfos de la noche o tauren. El Círculo Cenarion, no obstante, acepta hombres y mujeres de cualquier raza; los druidas son miembros por definición, pero otros deben probarse ante el Círculo Cenarion antes de ser aceptados.

Historia

La facción fue fundada por Malfurion Tempestira y llamada así por Cenarius. Inicialmente fue creado para combatir a la creciente amenaza de los huargen. Malfurion entrenó a los primeros druidas para que se unieran al grupo, pero pronto acudió a Remulos, uno de los hijos de Cenarius, para pedir su ayuda. Remulos jugó un papel importante en la creación del grupo y enseñó a los jóvenes druidas los secretos que necesitarían dominar.

Proposito

Fervientemente dedicados a la protección de la naturaleza, sus operativos consideran sus deberes por encima de las pequeñas guerras y disputas de la Alianza, de la Horda o de cualquier otra facción, raza, familia o grupo. Están, al fin y al cabo, intentando salvar al mundo de aquellos que inconscientemente lo destruyen, por lo que no se permiten distracciones.

Además, muchos de sus miembros actúan ademas como guardianes de las ancestrales tradiciones, prestando atención particularmente a las formas tradicionales de los druidas; En su papel como protectores de la naturaleza, los hombres y mujeres del Círculo Cenarion se esfuerzan en mantener el frágil equilibrio del mundo.

Actualidad

El Círculo Cenarion ahora incluye a muchos más miembros que en sus epocas pasadas, aunque sus números siguen siendo pequeños. Sus agentes son activos a lo largo y ancho de Azeroth, pero especialmente presentes en Kalimdor.

El Círculo Cenarion no está exento de conflictos. Fandral Corzocelada, tomando el papel de archidruida cuando Malfurion se sumió en el Sueño Esmeralda, se opuso a que los tauren formaran parte de la orden. También se embarcó en la creación de un nuevo Árbol del Mundo, Teldrassil, pese a las objeciones de Remulos. Además si bien son bienvenidos en el Círculo Cenarion tanto druidas de la Alianza como de la Horda, la mayoría de sus miembros son elfos de la noche.

 

Los subversivos son defensores militantes de la naturaleza que usan tácticas de guerrilla y sabotaje para salvaguardar la tierra. Si bien sus métodos pueden ser moralmente cuestionables, los subversivos dedican sus vidas a defender la naturaleza y sus habitantes. Creen que el bienestar y la supervivencia de Azeroth dependen del estado del desierto y de las criaturas que lo pueblan. Cuando la naturaleza se desestabiliza, todo en el mundo cae en la anarquía, y todos sufren.

La historia reciente fortalece esta creencia, ya que muchos hombres y mujeres que ya están estrechamente vinculados a la naturaleza, como los druidas, los cazadores y los exploradores, son testigos del caos que provocan la magia y la guerra. Aunque los subversivos han existido durante mucho tiempo, ahora están más convencidos que nunca de que su causa es esencial para el futuro y que el camino que caminan es el único que vale la pena recorrer. Debido a sus inquebrantables convicciones, los subversivos se esfuerzan por defender el frágil equilibrio de la naturaleza y proteger a los animales, plantas, bestias mágicas y otras criaturas que viven en el mundo. Los subversivos hacen cualquier cosa para alcanzar esa meta.

Un subversivo pasa la mayor parte de su tiempo en la naturaleza, perfeccionando su conocimiento de la naturaleza y sus habilidades de supervivencia y poniendo a prueba su temple contra cualquiera que pueda dañar el mundo natural. Son excelentes rastreadores y expertos en supervivencia, así también son combatientes competentes que aprovechan al máximo el terreno y el posicionamiento cuando participan en la batalla.

A menudo usan tácticas de guerrilla, golpeando a sus enemigos cuando menos lo esperan. Además, los subversivos saben cómo construir una variedad de trampas peligrosas y mágicas utilizando materiales naturales que recolectan en la naturaleza. Estas habilidades, combinadas con su inquebrantable dedicación, hacen que los subversivos sean peligrosos oponentes.

Subversivos en el mundo

Los subversivos pasan la mayor parte de su tiempo entre la naturalezay rara vez viajan a ciudades, fortalezas o asentamientos similares, prefiriendo permanecer cerca de la naturaleza. Cuando necesitan viajar a un asentamiento humanoide, hacen viajes cortos y se quedan no más de lo necesario.

Casi todos evitan a los subversivos debido a su naturaleza violenta y cruel, por lo que los subversivos saben que no deben quedarse más de lo esperado. Aunque no siempre están de acuerdo con sus tácticas o moralejas, los druidas, cazadores y exploradores ven a los subversivos como miembros dedicados de la sociedad, algunos incluso pueden ver los subversivos según sea necesario.

Aquellos que respetan la naturaleza tienen los ideales de los subversivos en cierta estima, aunque muchos desprecian sus tácticas. El Anillo de tierra y el Círculo Cenarion desaprueban los subversivos, y en consecuencia la mayoría de los subversivos son solitarios.

Aunque los subversivos no presumen saberlo todo, creen que la causa que defienden es justa. A menudo parecen más preocupados por el bienestar de la vida vegetal y animal que por la seguridad de sus compatriotas. En verdad, sin embargo, este rara vez es el caso. Los subversivos están decididos a salvar la naturaleza porque creen que hacerlo es la única forma de proteger a las personas que comparten el mundo con las criaturas que viven en él.

Los académicos no están de acuerdo con los orígenes de los subversivos. Los sabios de la Alianza creen que los subversivos se desarrollaron hace siglos en la sociedad de los elfos nocturnos, aunque los elfos nocturnos niegan esta afirmación. Independientemente de la raza realmente responsable de su desarrollo, el llamado de lo subversivo se extiende ampliamente entre las sociedades de elfos nocturnos y tauren, ya que los héroes de ambas razas frecuentemente llegan a las mismas conclusiones y albergan los mismos deseos de defender la naturaleza.

Los elfos nocturnos y los tauren comparten sus creencias y conocimientos con sus aliados, y hoy algunos humanos y orcos también aprenden los misterios del subversivo.