ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Demonios

Post has published by Nalo

Los demonios o almas retorcidas son seres inmortales que habitan en el Vacío Abisal. La mayoría de ellos se alimentan de la magia y la vida, y se deleitan en infligir sufrimiento, difundir la corrupción y destruir todo. 

Son seres sin alma, y que van buscando por todo el universo mundos con los que alimentarse para llenar aquel vacío en su interior (de hecho es por esto que los brujos usualmente deben usar un fragmento de alma para convocar demonios menores, como una forma de carnada).

Al ser seres sin alma, su esencia cambia drásticamente, transformado su sangre en un fluido con altas propiedades mágicas. Este fluido es adictivo para los usuarios de magia arcana, y corrompe el cuerpo del usuario de una forma mucho mayor que cualquier otro tipo de magia, ya que su uso va consumiendo poco a poco la propia esencia del usuario, hasta que finalmente no queda nada de ella, transformando finalmente en un demonio a quien manipula estas energías.

Los demonios trascienden toda la realidad, destruyendo la mayor cantidad de mundos posibles. Sus espíritus están atados al Twisting Nether por lo que cuando los demonios mueren, sus almas son enviadas de regreso alli, donde esperan durante algún tiempo renacer en nuevos cuerpos, con todos los conocimiento de sus vidas anteriores. Por esta razón, los demonios solo pueden ser destruidos en Twisting Nether, en lugares donde se desgarra en el mundo de los mortales, o en lugares completamente saturados de energía vil. Sin embargo, no todo el poder de un demonio regresa al Twisting Nether.

La muerte física de un demonio no es una experiencia agradable, ya que todavía les causa dolor, ya que varios demonios han expresado enojo y desesperación por su muerte.

El hambre de vida y magia de la mayoría de los demonios nunca puede ser saciada por mucho tiempo. Su crueldad innata hace que sea discutible cualquier satisfacción temporal que puedan conocer. Como resultado, la destrucción tiende a seguir a estos demonios, sean o no parte de la Legión. Si un demonio no puede mantener una fuente de magia, se debilitará y perecerá.