ROL en ESPAÑOL
Skip

WoW-Bosque Canción Eterna

Post has published by Nalo

Población: Desconocida.

Después del desgarrador panorama de las Tierras Fantasma, me endurecí contra lo que podría ver en Bosque canción Eterna, el hermoso bosque que antecede a la antigua capital élfica. Sin embargo, el lugar no era tan malo como temía.

Salí del bosque destruido y miré hacia una zona que casi mantenía su antiguo esplendor. Las plantas y rocas vivas utilizadas para construir la capital resultaron inmunes a los incendios y la destrucción. Podía ver calles, edificios, incluso árboles. Mientras me movía por la zpma, me maravillé de cómo… el lugar parecía limpio, sin embargo era un engaño.

Entré en una vieja aguja y vi un hacha, obviamente mágica, apoyada contra la pared. Sin ignorar la oportunidad cuando me golpea en la cabeza, extendí la mano para agarrar el arma, cuando de repente varios fantasmas élficos se manifestaron ante mí, extendiéndose con manos escalofriantes. “No más…» gimieron. “No más….»

Supuse que los elfos ya habían sufrido lo suficiente y no tolerarían disturbios. Di un paso atrás apresuradamente y los fantasmas vacilaron, y mientras me miraban me fui lentamente, y se desvanecieron; Pueden mantener su hacha, un botín de ese tipo no merece la perturbación de sus almas.

Resolví dejar todos los artículos en su lugar, aun aquellos que parecían abandonados. Trataría a Lunargenta con respeto.

No muchos seres vivos habitan esta región, aunque el atractivo del tesoro élfico atrae a aventureros de todas partes. Encontré uno mientras me abría camino por las calles, un tauren llamado Morgin Thundergust.

Afortunadamente, Morgin se dio cuenta de lo mismo que yo y no estaba perturbando los artefactos élficos. Parecía ser bastante capaz con ese gran totem suyo, supongo que solo los más fuertes o más sanos pueden pasar por las Tierras de la Peste para llegar a esta tierra muerta.

El Bosque Canción Eterna permanece en el otoño perpetuo con hojas de oro cayendo de los árboles. Los edificios en ruinas de esta zona fueron construidos con piedra blanca, con enredaderas vivas con delgadas ramas y hiedra serpenteando que recorre los edificios a través de las paredes.

Muchas de las plantas están muertas ahora, los edificios destrozados y las agujas espirales caídas. Sin embargo, aún queda mucho intacto, la zona no está tan arruinada como cabría sospechar y sorprendentemente carece de cadáveres podridos, manchas de sangre y suciedad similar si es que no cuentas la cicatriz muerta que divide la zona. Sin embargo esta apariencia tranquila es una trampa mortal engañosa.

La Plaga se propaga todavía a través del Bosque Canción Eterna, pero las piedras rúnicas situadas en el sur previenen de que la Plaga se extienda aún más. Una piedra rúnica sin embargo, se ha tambaleado y la plaga la ha corrompido.

Arboleda Agostada: La Arboleda Agostada es una subzona en el suroeste del Bosque Canción Eterna que ha sido completamente quemada por los elfos de sangre para tratar de detener las fuerzas de la Plaga y la propagación de la peste que contamina la tierra. Las medidas tan extremas se pensaba que eran necesarias, porque la piedra que protegía el bosque había sido prácticamente destruida por la Plaga. Cerca a ella se han asentando los antárboles, que están intentando fomentar el crecimiento a lo largo de La Arboleda.

Tor’Watha y Zeb’Watha: es una de las zonas con presencia de los trol del bosque en el Bosque Canción Eterna. En la cordillera oriental se asienta algún tipo fortaleza colosal con un enorme conjunto de puertas. La fortaleza estaba completamente desprovista de habitantes, y los trol de bosque se quedaron en los campos de abajo.

La Aldea Brisa Pura: es un pequeño poblado que está en el sur del Bosque Canción Eterna, al oeste de la Cicatriz Muerta y al lado del Fondeadero Vela del Sol. Brisa Pura es uno delos pocos lugares donde aventureros pueden descansar con relativa tranquilidad antes de aventurarse en Tierras Fantasma o hacia Lunargenta.

Fondeadero Vela del Sol: es un puerto localizado en la parte occidental del Bosque Canción Eterna, al oeste del Refugio de Saltheril y al norte del Desfiladero Ramadorada. Está completamente abandonado.

Al menos uno de los barcos hundidos en Vela del Sol, era un buque pirata. El primer estilo de destructor elfo durante la Segunda Guerra se encuentra localizado aquí, es un barco viejo, casi una reliquia.

El Bosque Canción Eterna históricamente ha sido el hogar de los elfos nobles de Quel’Thalas, y ha contenido el corazón de su imperio durante milenios. Aunque los bosques hayan visto la batalla entre los elfos y sus vecinos más cercanos, los trol de bosque, la región ha mantenido un ambiente armónico y pacífico en comparación con las zonas vecinas.

En la Tercera Guerra, Canción Eterna fue testimonio de los horrores que el caballero de la muerte Arthas trajo sobre la tierra, y ha sido permanentemente marcada por la muerte causada por las hordas de no-muertos. Innumerables elfos fueron asesinados, incluyendo su general forestal, Sylvanas. Después de que Arthas pasara al norte de la Meseta de La Fuente del Sol, los elfos restantes se reunieron bajo la bandera del Príncipe Kael’thas y se renombraron como elfos de sangre; y al resto de los elfos nobles se les expulsó para siempre. Aunque Kael se aventuró a Terrallende en servicio de Illidan, muchas de las zonas y algunas arboledas que la rodean la zona permanecen en manos de los elfos de sangre.

Atrás