ROL en ESPAÑOL
Skip

Conan Exiles – Dioses y Religión

Post has published by Namron

Introducción sobre los dioses

Cada facción tiene su dios, pero cierto es, que al llegar en las tierras del exilio, los colonos se encontraron con las deidades paganas.

Algunas de ellas parecida a su verdadero dios, nombrado de otro nombre, otras desconocidas para descubrir.

Los dioses de la facción.

  1. Arexous
  2. Ashira
  3. Kyloth
  4. Keldora

Lo dioses paganos del exilio.

  1. Crom
  2. Derketo
  3. Jhebbal Sag
  4. Mitra
  5. Set
  6. Xotli
  7. Ymir
  8. Yog

 

Así comienza tu aventura en rol en español.

¿Elegirás seguir a los dios de tu facción o quedarás fascinados de los dios paganos?

Arexous, el Poderoso

Una entidad majestuosa que presumiblemente camina entre los vivos y mantiene a raya el mal. Se dice que la bestia divina está asociada con la justicia y la luz. Está representado como un noble león con una melena dorada.

Dominios Divinos

Grandes estatuas están construidas en su nombre y representan justicia y honor. Los adoradores de Arexous son de la religión más común que se puede encontrar en todo el mundo. La Monarquía se estableció alrededor de esta criatura espiritual y se dice que los miembros de la realeza están conectados con él a través de la sangre.

Libros sagrados y códigos

  • Reyes y reinas
  • El león de oro

Símbolos y signos divinos

El símbolo que representa a Arexous es un león dorado.

Principios de fe

  • Es tradición cantar canciones honorables sobre el fallecido recientemente si él / ella ha sido justo durante toda su vida. Esto se dice para guiar a los difuntos al próximo mundo.
  • Es tradición que los abuelos sean los primeros en saludar a los recién nacidos. Se supone que es un presagio de buena fortuna.

Días festivos

  • Día de los héroes (1 de julio)
  • Celebración del crecimiento (5 de mayo)
  • Día de los Ancianos (14 de noviembre)
  • Fiesta de la Esperanza (17 de mayo)
  • El día de los antepasados ​​(13 de agosto)
  • Festival de invierno (25 de diciembre)
  • Fiesta de Dioses (18 de enero)

Metas y aspiraciones divinas

  • Ser siempre honorable
  • Para servir y proteger
  • Amar y ser justo
  • Para guiar y enseñar

Ashira, la etérea

Una entidad magnífica que defiende las especies del mundo. Se dice que la criatura divina está asociada con todas las criaturas vivientes. Ella es representada como un tigre blanco con luminosos ojos azules.

Dominios Divinos

Se ha construido un magnífico templo blanco en la isla Starfire en honor a Ashira. Se cree que sus fieles protegen a los vivos de la oscuridad que se cierne en las profundidades del mundo.

Libros sagrados y códigos

  • Los prados eufóricos
  • Códice de Vaalyun

Símbolos y signos divinos

Un símbolo de un tigre blanco con ojos brillantes.

Días festivos

The Moon Festival (28 de diciembre)

Kyloth, el feroz

Una gran entidad mítica venerada que presumiblemente existió hace más de un milenio. Se dice que la criatura divina está asociada con el elemento, el fuego, y muchos creen que él fue el creador de la tierra. Se lo representa como un reptil gigante con alas de humo negro.

Dominios Divinos

Se ha construido una gran variedad de estructuras en todo el mundo para adorar a esta bestia.
Es celebrado principalmente por magos y académicos de todo el continente.
Si bien hay ciertas personas relacionadas no mágicas que adoran a este dios, sus ideas sobre esta bestia varían de los guiones originales.

Libros sagrados y códigos

  • La luz de lo antiguo
  • La purga llameante

Símbolos y signos divinos

El símbolo que representa a Kyloth es una bestia reptil alada.

Días festivos

  • The Bonfire Festival (2 de noviembre)
  • Descanso del espíritu (9 de febrero)

Keldora, la vengativa

Una entidad aterradora que se dice que trae la muerte a todos los traidores. Se dice que la bestia está asociada con la venganza. Se lo representa como un lobo terrible marrón / gris con ojos rojos en llamas.

Dominios Divinos

Las estatuas masivas de lobos están construidas para representar a Keldora y difundir su mensaje. Sus adoradores son feroces y siguen el camino del odio.

Libros sagrados y códigos

  • Sabuesos de sangre
  • El vengativo

Símbolos y signos divinos

El símbolo que representa a Keldora es un cráneo de lobo esqueleto.

Días festivos

  • Fiesta de Sangre (1 de marzo y 1 de octubre)
  • Fuegos de retribución (1 de diciembre)

Crom es la cabeza del panteón Cimmerio de dioses crueles.

También es conocido como “El Sombrío Dios Gris” o “El Señor de la Gran Montaña”.

Es un dios sombrío, que siempre observa desde lo alto de su montaña entre nubes y nieblas oscuras, listo para emitir un juicio de desaprobación sobre todos y cada uno. Enviando el destino o la muerte desde su asiento en la gran montaña del Monte Crom, o Ben Morgh, el lugar más sagrado de Cimmeria.

Rezarle a Crom es una tarea inútil, ya que solo invocará su ira. La oración es un signo de debilidad, y El tiene poca paciencia con los débiles. Los Cimmerios prefieren no llamar su atención, y si se murmura su nombre, invariablemente tiene la forma de un juramento o una maldición.

También se dice que aprueba el coraje y la tenacidad, incluso si el humano es demasiado frágil para triunfar. No es tan venerado como invocado.

Se dice que su único don para los hombres es otorgarlos al nacer con el poder de luchar y matar. El coraje de continuar, sobrevivir y vencer la adversidad.

Tiene pocos adoradores reales y ningún sacerdote.

Sus seguidores no le ofrece sacrificio alguno, más que usar la fuerza que les otorgó para tomar lo que quieren de la vida y para cortar los cráneos de sus enemigos.

Crom no envía avatares al mundo para entrometerse en los asuntos de los hombres. Algunos afirman que su voz se puede escuchar en los fuertes vientos de invierno de Cimmeria.
No le importa compartir su poder divino con los mortales. Es suficiente que él dé vida a los mortales cuando nazcan.

 

“ Él habita en una gran montaña. ¿De qué sirve llamarlo? Poco le importa si los hombres viven o mueren. Mejor callar que llamar su atención hacia ti; ¡Él te enviará el destino, no la fortuna! Es sombrío y sin amor, pero al nacer respira poder para luchar y matar el alma de un hombre. ¿Qué más pedirán los hombres a los dioses? “

Conan de Cimmeria

Es la Diosa de la fertilidad, la lujuria y la muerte, originalmente adorada en Shem.

Derketo se puede encontrar entre los panteones de muchos reinos del sur, particularmente Estigia y Kush.

Es también conocida como la Diosa de dos rostros.

Su signo es el pez, que representa sus poderes de fertilidad y vida, y en Shem se la asocia frecuentemente con el río Styx, que da vida.

En Kush, sin embargo, es venerada como Derketa, la malévola Reina de los Muertos.

Esto es debido a que la Diosa es la fusión de otras dos: Derketo y Derketa. Las cuales estaban bajo el control del Dios Set y eran sus amantes.

Cuando Set fue corrompido por las energías de Hiboria y perdió parte de su poder, la fusión de las dos Diosas las permitió escapar de la esclavitud a la que estaban sometidas.

Durante el proceso de unión de Derketo, Diosa de la fertilidad y la lujuria, y Derketa, Diosa de la muerte, hubo una lucha entre las dos por el control del nuevo cuerpo.

La fusión de las dos provoco que el fundamento de ambas se volviera hacia el Ciclo completo de la vida.

Sus devotos la llaman Madre  o La Única.

 

Tanto hombres como mujeres rinden devoción a la fertilidad y la virilidad sexual, pero Derketo no escucha a los hombres, a no ser lo haga a través  de una de sus Sacerdotisas.

Derketa , pide a sus devotos sacrificios humanos utilizando las Manzanas de Derketa.

El jugo de dicha fruta es un veneno sobrenatural., tanto si se ingiere como si se usa como ungüento.

No existe antídoto para este veneno, y sus fieles lo manejan con mucha cautela.

La muerte se produce en pocos segundos.

 

TRADICIONES:

Dependiendo de la influencia de la Diosa en los devotos, estos podrán estar mas inclinados hacia una cara u otra de la Deidad.

Las Sacerdotisas realizan sacrificios rituales en grupo.

Llevan a cabo una gran orgía a la que invitan a hombres a participar de los goces y placeres sexuales, para después sacrificarlos como ofrenda a Derketo.

Jhebbal Sag es uno de los Dioses más antiguos del Panteón de Deidades.

Sus orígenes se remontan a los inicios de la creación, y es el Dios del miedo primordial, el cual albergan los instintos primarios de todos los animales y Seres.

Es el creador y protector de la naturaleza, y todos los animales alguna vez le adoraron, incluido el ser humano y todos los seres conscientes. Todos hablaban el mismo idioma, el lenguaje de las bestias, pero hoy en día tanto hombres como bestias han olvidado a Jhebbal Sag. Solo las criaturas mas grandes, fuertes o inteligentes, son las que aún recuerdan y sienten la influencia de su Dios salvaje.

En la mayoría de los casos, los únicos hombres que recuerdan el idioma antiguo de Jhebbal Sag son los descendientes directos de su linaje.

Según la leyenda, hay arboledas en tierras Pictas y en los Reinos Negros, donde Jhebbal Sag todavía visita y disfruta de las hembras del reino animal. A veces, se empareja con algún animal, una cierva o una mujer. Y de estos encuentros proviene un suministro constante de criaturas excepcionales, que son hermanos en espíritu y sangre.

Al demostrar sus poderes con la Llamada de Jhebbal Sag, estos sacerdotes demuestran ser de la sangre del viejo dios.

El Dios de todas las bestias que acechan y vigilan en desiertos y selvas, y hombres que actúan como bestias, dientes y garras son las leyes de Jhebbal Sag. La satisfacción de sus necesidades primordiales son el objetivo principal de esta Deidad.

Durante millones de años, ha acechado su dominio salvaje en la apariencia de una gran bestia u otra; porque tal es su placer. Cuando llegó el hombre, los agregó a su establo. De él, aprendieron a rasgarse y desgarrarse unos a otros como bestias.

Jhebbal Sag es el Líder de todos los dioses animales, y todos los demás tótems le sirven.

Jhebbal Sag puede manifestarse como uno o varios animales naturales. También podría enviar a uno de los dioses animales menores (Jullah, Jhil, etc.) o sus sirvientes. Se dice que Jhebbal Sag solo sale de noche durante la luna llena. Hay historias de hombres y mujeres que han visto sus ojos ardiendo como carbones amarillos en la oscuridad.

Los sacerdotes de Jhebbal Sag suelen ser chamanes o brujos en una tribu. Escuchan los susurros de su «Señor de las Bestias» en el viento, traen carne a sus altares en sacrificio y acompañan a las mujeres a sus sagradas arboledas.

Los seguidores que le veneran lo consideran el dios de los animales, los humanos y la caza, ya que es el protector de estos y se le venera realizando cacerías donde se aprovecha hasta la ultima pieza de las presas cazadas, puesto que la caza por diversión esta mal vista entre ellos.

Jhebbal Sag es contrario a que sus seguidores realicen culto a otros dioses, o que seguidores de otras religiones participen en la cacería junto a sus fieles.

Además de poder convocar y hablar con los animales que sirven al Señor de las Bestias, los sacerdotes de Jhebbal Sag también aprenden el secreto del símbolo místico de su dios, un antiguo signo que incluso el animal más salvaje se acobarda ante el.

Mitra es el Dios más comúnmente adorado, y el principal en casi todos los reinos de Hiboria, incluidos Aquilonia, Ophir, Nemedia, Brythunia, Corinthia e incluso Zingara.

Su culto es monoteísta. Hay una gran cantidad de santos, pero no debe haber otro Dios que Mitra. Sus seguidores desconfían fervientemente de otros dioses y religiones, especialmente del culto a Set y a los dioses animales pictóricos.

A diferencia de Crom y Set, Mitra es un Dios amable, aunque mantiene a sus seguidores con altos estándares.

La teología se basa en la justicia y un sentido muy fuerte de lo correcto y lo incorrecto. Se espera que sus seguidores luchen por la justicia y se les aliente a perdonar.Mitra es amante de la verdad, lealtad, aire, luz y prosperidad.

El nombre de Mitra fue reconocido por Xaltotun, un Acheronio que vivió alrededor del año 13000 a. C. La ascendencia real del Mitraísmo probablemente comenzó unos 1400 años después de la caída del imperio de Acheron, cuando las tierras de Hiboria fueron amenazadas una vez más por la sombra de Set, y se salvaron en gran medida gracias a los esfuerzos del profeta-héroe Mitraico, Epemetrio el Sabio. Una de las primeras naciones en abrazar a Mitra fue Koth, alrededor del año 11000 a. C.

Hoy, el Dios Mitra surgió como uno de más populares, recibiendo culto de los pueblos de los reinos de Aquilonia, Argos, Corintia, Nemedia, Ofir y Zingara; De hecho, al sur de Nordheim y Cimmeria, el culto a Mitra era casi universal. Se rivalizaba aquí y allá solo con pequeños cultos como el de Asura, Ibis, Ishtar e incluso, hasta cierto punto, Set. Ese último dios también era el enemigo jurado de Mitra, ya que Mitra intervino en los asuntos humanos a menudo para proteger a sus propios adoradores y a la humanidad en general de los malos diseños de Set.

Ostensiblemente es un Dios gentil en contraste con los dioses guerreros del norte como Crom, Borri, Ymir, etc. y supuestamente enseñó misericordia sobre la venganza. Sin embargo, a pesar de esto, Mitra destierra a las personas a una dimensión infernal para el castigo, ya que como juez eterno de la humanidad, decidió la asignación final de almas a ese mundo o al mundo celestial como recompensa.

La clasificación Mitraica predicaba la salvación basada en obras, es decir, la vida de una persona en la Tierra se juzga en función de sus obras en su vida.

Sus seguidores purgan la corrupción allá donde esté. Su nobleza y justicia son grandiosas. Intenta favorecer a quienes lo necesitan, más no es benevolente con aquellos que osan dañar a los demás en sus tierras.

Sus devotos construyen iglesias, altares y lugares sagrados dedicados a Mitra y a su culto. Mitra se ha convertido en algo de escala superior nunca antes visto.

Hay un gran clero asociado a su culto, y se pueden encontrar templos en su honor dondequiera que se extienda su influencia, Nemedia es el hogar de los sirvientes más devotos.

Las sienes de Mitra están notablemente libres de ornamentación. Se supone que reflejan el ideal piadoso y ascético que tiene sobre sus súbditos.

Mitra no necesita metales preciosos y adornos elaborados en su honor. Quiere dedicación y oración, no sacrificio superfluo; y aborrece el ritual del sacrificio humano que prevalece en muchas otras religiones de Hiboria.

 

Todo aquel que quiera ganarse el favor de esta deidad ha de velar siempre por la seguridad y la justicia. También han de dar sepultura a los caídos con dignidad y belleza, para purificar su alma así estos puedan descansar junto a Mitra en el paraíso.

El sacrificio de sangre está explícitamente excluido de la religión Mitraica, cuyos rituales tienen mucha simplicidad, dignidad y belleza. A diferencia del caso de los ídolos de las religiones no Mitraicas, las estatuas de Mitra sirven solo como emblemas destinados a representar al Dios en forma idealizada y no ser adorados por ellos mismos.

Mitra es benévolo, un ejemplo de sus acciones es que las necesidades de cada persona intenta que estén en la cabeza del rey de una ciudad Mitrense.

Set es conocido como la Antigua Serpiente, Dios venerado en Estigia.

Aunque también le rinden culto, brujos oscuros y cultos sombríos en todas partes.

El es conocido como Damballah dentro de los Reinos Negros.

Su símbolo es una serpiente escamada, enroscada, con la cola en la boca.

Es el archienemigo del Dios Menor Ibis, su antiguo Escriba, y una deidad que una vez fue venerada por el sacerdote de Acheron.

Hubo una época, en la que gran parte del mundo también estuvo dominado por la Antigua Serpiente.

La suya es una religión sangrienta, una superviviente de una extraña cultura prehumana que fue destruida por los Estigios en los días previos al Cataclismo.

Tiempo atrás, Set caminó por la tierra en forma de hombre y creó aquella misteriosa raza. Ahora tanto el Dios de los estigios, como el culto a Set está prohibido por los Hiborios, que consideran que  El es el archienemigo de Mitra, y temen los macabros y misteriosos rituales de sus sacerdotes.

La manera de rendir culto a Set es el sacrificio humano, sin importar edad o sexo, con preferencia por mujeres jóvenes y vírgenes.

En el ritual de ofrenda se les saca el corazón a las victimas, para después depositarlo en su altar.

Set es un Dios cruel y celoso que exige sacrificio constante de sus fieles.

Sus sacerdotes siempre están dispuestos a cumplir sus designios, y constantemente están realizando rituales para apaciguar su sed.

Los principios del culto a Set son difíciles y están envueltos en capas de dogma.

Mayoritariamente, en los templos se profesa que, Es el más poderoso de los Dioses, defensor del fuerte y devorador de los débiles.

Un amigo poderoso y un enemigo terrible, y que servirle es el destino de la humanidad.

 

El Avatar de Set puede adoptar la forma humana o cualquier forma de serpiente, desde una pequeña cobra hasta un hombre con apariencia de serpiente.

En Estigia, la serpiente es considerada sagrada, y matarlas es un pecado mortal.

Cuando una serpiente se desliza por las calles, los fieles se postran ante ella, esperando ser dignos de su mordisco, ya que podría ser el mismo Set.

Las revelaciones del Dios se reciben en forma de tormentas de arena o por el mordisco de una serpiente.

 

                                   HOMBRES SERPIENTE

Los hombres serpiente eran venerados como semidioses.

Los Elegidos de Set, mensajeros y asesinos de la Deidad.

Tienen el aspecto de humanoides escamosos de rostro reptiliano. Sin embargo, pueden usar una potente magia ilusoria para camuflar su apariencia.

Fueron creados en un pasado remoto por la Gran Serpiente, también conocida como Yig, y adorada en Estigia bajo el nombre de Set.

Presumiblemente serían una rama evolutiva de las serpientes sagradas de Yig, que también dieron lugar a las llamados Serpientes Hombre, sierpes de rostro humano y melena ondulante que, por su increíble fuerza y su mirada hipnótica, habrían inspirado el mito de la temible Gorgona, ser mitológico de serpentinos cabellos que petrificaba a quienes osaban contemplar sus ojos.

En la era Paleozoica, los hombres serpientes crearon un imperio con capital en Valusia (de ahí que a menudo reciban el nombre de «valusianos»), cuyo poder se basaba en el dominio de la alquimia y de la magia. Los hombres serpiente tuvieron el dominio indiscutible de toda la tierra hasta el surgimiento de los dinosaurios en el Triásico, momento en el que perdieron parte de su hegemonía. El surgimiento de la raza humana fue aprovechada por los hombres serpiente, que comenzaron a hacerlos sus esclavos, al igual que habían hecho con los Voormis. Sin embargo, una sublevación acabo por derrocarlos y colocó en el poder a los humanos , que comenzaron a perseguir a sus antiguos opresores.

Comenzaron a perseguirlos y tuvieron que hacerse pasar por humanos para sobrevivir, y comenzaron a conjurar para recuperar el poder. Sin embargo, sus rebeliones fueron frustradas continuamente. Uno de los momentos clave fue la sublevación que tuvo lugar hace 200.000 años, reprimida duramente por el rey Kull.

Al verse expuestos y en peligro, los hombres serpiente huyeron al reino subterráneo de Yoth y, explorando las cavernas de N’kai entraron en contacto con el culto de Tsathoggua. Esta religión, de carácter ctónico, resultaba más apropiada dentro del nuevo contexto cavernario en que ahora vivía la raza, así que comenzaron a apartarse de la religión de la Gran Serpiente. Esto hizo que su antiguo señor estallara en cólera y comenzaran a sufrir los efectos de la maldición de Yig, con lo que los hombres serpientes escaparon a Hiperbórea tratando de escapar de su influencia e hicieron su nueva morada bajo el monte Voormithadreth.

En tiempos de Conan de Cimmeria, la población de los hombres serpiente había decaído enormemente, aunque algunos pequeños reductos se las agenciaron para sobrevivir, a menudo asociándose con hechiceros humanos.

En la actualidad apenas quedan ya reductos de esta que en su día fue una gloriosa raza. Sin embargo, las reliquias que en su día empleaban aún conservan parte del poder mágico que antaño poseían. Ejemplo de ello sería el Trapezoedro Brillante, que fue utilizado como objeto sagrado de la Secta de la Sabiduría de las Estrellas.

Se especula con una posible conexión entre los hombres serpiente y la raza de la Ciudad sin Nombre. Sin embargo, la similitud que exite entre ellos podría ser una simple coincidencia, ya que esta otra raza es descrita con un aspecto que tiene más que ver con los lagartos que con los ofidios.

 

                            LOS SEGUIDORES DE SET

Estigia es una teocracia, y el clero loco y corrupto dirige el país mediante miedo y asombro. Sus sacerdotes son casi tan aterradores como el mismo Set.

Casi todos los sacerdotes y místicos van con la cabeza afeitada, y la lucen con orgullo.

Suelen especializarse en sacrificios y brujería. También son buenos diplomáticos y médicos.

El culto de Set favorece especialmente a las personas pelirrojas, viendo este color como un signo del favor de su dios. Los iniciados que han aprendido algo del conocimiento interno afirman que Set también ofrece vida eterna en la tumba a quienes le sirven fielmente.

La jerarquía de los sacerdotes estigios es compleja. Hay varias categorías de Sumo Sacerdote, que van desde los Primeros Profetas, los Sacerdotes de las Obras, los Sacerdotes Sem y por último, los Sumo Sacerdotes de los Templos. Debajo de los sumos sacerdotes están los sacerdotes especialistas.

Dentro de las creencias de Set la mujer queda relegada al «Harem de Dios», el único lugar donde pueden existir «sacerdotisas de Set». Sus únicas funciones son de Músico, Bailarinas y Prostitutas. Y están a cargo de un Sacerdote.

Los seguidores de Set fuera de Estigia son despreciados, y trabajan al amparo de la oscuridad y las sombras. La mayoría se mantienen envueltos en traiciones y engaños.

Suele ser la religión de asesinos, ladrones, brujos oscuros, nigromantes, contrabandistas, estafadores, embaucadores…

Xotli, conocido también como el Señor del Terror, o el Kraken Negro de la Atlántida, era un Dios demonio de la Noche de los Ancianos. Fue adorado primero por los Atlantes antes del Gran Cataclismo, y luego por los Antillianos durante la Edad de Hiboria.

Xotli fue servido por una casta de oscuros sacerdotes magos, conocidos como Jerarquía de los Sagrados Misterios de Xotli. La Jerarca gobernó el reino de Antillian desde la ciudad de Ptahuacan, donde llevaron a cabo oscuros rituales de sacrificio en masa a su Dios demonio para traerlo al mundo.

Xotli se apareció ante sus fieles Antillianos como una nube rodante de oscuridad de ébano; un vórtice de último frío boreal. Xotli consumiría las almas vivas de los asesinados en sus altísimos altares piramidales en las islas de Antillia, mientras que los cuerpos de los muertos fueron descartados en un pozo profundo para alimentar a los dragones mantenidos dentro de la pirámide.

Actualmente el culto a Xotli está casi olvidado y son pocos los que conocen en realidad su pasado, ya lo hicieron desaparecer de los libros de historia. Solo algunos conocen sus secretos y como alcanzarlos.

Todos los demonios conocen a Xolti, ya que es su Dios, y todos los poderes que pueden poseer son concedidos por esta Deidad.

También es adorado por humanos y otras razas que le son devotos. Algunos saben que si se hace un pacto con la Deidad, les podría convertir en demonio.

Todos sus seguidores, sean demonios o no, deberán cumplir siempre sus designios.

Para llamar la atención de Xolti, se dice que hay que realizar ofrendas de sangre y odio, cuanto mas sombrío sea el ritual, mas posibilidad existe de llamar su atención.

Ymir principal rey gigante de los glaciares y dios de los aesires y vanires. Guardián del Valhalla donde los grandes guerreros descansan y festejan por toda la eternidad. Aún con la constante rivalidad entre Aesires y Vanires la devoción a Ymir sigue siento completamente mutua. Ymir representa la tierra para el Nordheimer, y tanto el Vanir como el Aesir nacen para cumplir su voluntad

El titán helado es adorado batallando y derramando sangre día y noche, bebiendo y cantando para así convertirse en épicos cuentos y grandes melodías. Solo las vidas destinadas a la batalla, a morir por la misma, dejando su cuerpo terrenal al abrazo del frío acero, serán recompensadas con la entrada en la Valhalla. Quienes abandonen a Ymir como su dios son considerados cobardes, ya que morir y no ir a la Valhalla es una completa humillación

Ymir considera indigno a todo aquel que rechace batallar y sea humillado ya que la derrota no tiene tanta importancia para él como la devoción por ser el más fuerte. Cada hombre es su propio intermediario con su dios. No son amantes de visitar los templos, pero reconocen muchos sitios sagrados al aire libre, como montañas, islas, campos, rocas y arboledas. Aún así tienen sus oráculos y en ciertas ocasiones se acercan a ellos para reclamar su ayuda.

Se cuenta que el titán helado fue el primer ser vivo, nacido a partir de hielo descongelado. Su único alimento proviene del ordeño de Audhumla. Del cuerpo de Ymir nacieron los primeros humanos, un hombre y una mujer congelados por el sudor de su axila izquierda. De estos surgieron la raza vanir y la raza aesir. Ymir no atiende las plegarias de sus creyentes, ya que solo los reconocerá si ascienden al Valhalla

Yog es también conocido como el Señor de la Moradas Vacías.

Adorado principalmente por las tribus caníbales de las tierras de Darfar, Yog ofrece a sus seguidores fuerza en la batalla y victoria sobre sus enemigos. A cambio espera que sus fieles participen del canibalismo ritual en su honor.

La doctrina de Yog es simple. Los adoradores solo pueden comer carne, nunca plantas de ningún tipo. Deben consumir carne humana al menos una vez al mes, y aquellos que fallan se consideran ritualmente impuros hasta que lo hayan hecho.

Los adoradores de Yog pueden esperar ganar fuerza y vitalidad al consumir la carne de sus enemigos.

La adoración de yog se remonta a la invasión de Khari.

Los eruditos de Hiboria especulan que Yog puede ser un demonio de la Noche de los Ancianos, como aquellos adorados en la antigua Atlántida.

Es un Dios misterioso y desconocido para todos.

Los Darfari, que son sus más fervientes devotos, son los únicos que han llegado a crear una imagen mental que le representa. Casi todos los relatos conocidos sobre esta Deidad son transmitidos por sus Sacerdotes.

En Darfar, los cuerpos para los rituales caníbales se reducen a asaltar otras tribus. Sin embargo, fuera, los Yoguitas se unen y toman lo que pueden conseguir. Donde hay muchos esclavos, bandas errantes cazan y matan a cualquiera que abandone el refugio por la noche.
Aunque la mayoría de los residentes de la ciudad temen las ceremonias de los yoguitas, les permiten practicar su religión, ya que sin esta concesión son rebeldes y violentos.

 

Para un poder de sacrificio adecuado, las víctimas son golpeadas, dejándolas inconscientes y arrojadas a fogatas sagradas.

Se considerarían de menos a mas poderosos los sacrificios, en el siguiente orden:

  • Sacrificio Menor: Arrojar al fuego sagrado de Yog el cuerpo de alguien muerto.
  • Sacrificio Decente: Arrojar al fuego sagrado de Yog el cuerpo de alguien vivo, que a sido comido parcialmente.
  • Sacrificio Mayor: Arrojar al fuego sagrado el cuerpo de alguien vivo e inconsciente, con su cuerpo sano.

Según los Chamanes Darfari, la verdad solo será revelada a los elegidos que sean merecedores de llevar la marca de Yog en su cuerpo.

Yog es adorado por 2 tribus diferentes: Los Devoradores de hombres de las tierras de Darfar, y los Zuagir.

 

TRADICIONES:

Los adoradores de Yog son en su mayoría salvajes y brutales en su comportamiento y actitud, aunque también los hay con inteligencia.

Deben comer carne humana al menos 1 vez al mes para complacer a Yog.

Tienen que ser fieles fanáticos a su fe.

Mataran a cualquier seguidor que abandone a Yog.