ROL en ESPAÑOL
Skip

Gigantes

Post has published by Aquitanias

HISTORIA:

Los primeros gigantes eran descendientes de los hijos de Ymir, eran enormes bestias con apenas inteligencia, lo cual reducia su esperanza de vida dado que al no ser seres inteligentes, no vivian en comunidades y no podian protegerse los unos a los otros de los peligros exteriores pero con los años evolucionaron, imitando a los nordheimer en aspecto, y esto hizo que disminuyeran en tamaño pero ganaran en inteligencia, llegando a crear colonias en el norte las cuales sobrevivian en mayor parte gracias a la caza. Sus poblados son primitivos, parecidos a los de los nordheimer y como ellos, comparten su religión, siendo seguidores del dios Ymir, aunque hay algunas excepciones de gigantes que han viajado al sur o se han adentrado en la selva pero nunca se supo nada de ellos.

 

RASGOS:

El aspecto de los gigantes varia según su sangre, se han visto gigantes de piel azul en los cuales la sangre de Ymir predomina y los cuales son más brutos y menos civilizados; y gigantes de piel más humana o pálida, los cuales son más civilizados y no están tan mal vistos dentro del exilio. Los gigantes trenzaban sus pelos y barbas y estos eran de distinta largura según su condición social, ya que se podía ver que la mayoría de esclavos tenia el pelo rapado o muy corto, y los mayores lideres y guerreros el pelo y barba tan largos como les fuese cómodo. La mayoria de gigantes llevarian tatuajes y pigmentos oscuros en la cara para realzar sus ojos, ya que solian ser de color claro y hacían mucho contraste. Las mujeres llevaban el pelo recogido si estaban casadas o en una relación, mientras que las mujeres solteras lo solian llevar suelto. Altura no comprobada.

 

SOCIEDAD:

Eran espíritus inquietos. La inactividad los aburría. La oscuridad de los meses invernales los volvía taciturnos. Bebían reunidos junto a un fuego. Si alguien contaba una historia sobre lo bien que le iba a una granja vecina o la riqueza de una costa cercana o lejana, sin pensarlo dos veces, montaban una flota. Siempre que invitaban a alguien a su casa seguían unas normas básicas las cuales se basaban en el respeto y la hospitalidad, algunas de las normas incluían el ofrecer agua y un trapo para limpiarse a sus visitantes, además de sentarlos junto al fuego. Las mujeres, acostumbradas a pasar largas temporadas a cargo de la granja mientras sus hombres estaban lejos, podían tener amantes sin estar mal visto, incluso podían divorciarse si alegaban que su cónyuge era homosexual o impotente. En ocasiones también acompañaban a las expediciones y en algunos casos incluso guerreaban.